Participate Translate Blank profile picture
Image for Meet My Hood: Charleroi

Meet My Hood: Charleroi

Published on

ExperienceExperience Homeviajes

Calificada como la ciudad más fea del mundo y conocida también como el País Negro, Charleroi tiene una reputación que a más de uno le pone los pelos de punta. Sin embargo, y pese a tales calificativos, allí se respira un ambiente sano y cordial, y sus 200.000 habitantes cada vez están más orgullosos de ser carolos (como se les llama a sus habitantes). ¿Su secreto? El sarcasmo y esa capacidad de saber reírse de uno mismo.

Antiguo estandarte belga en la época industrial de ese país, Charleroi forjó su identidad en el trabajo, en la explotación de las numerosas minas presentes en la zona, la última de las cuales cerró definitivamente hace ya treinta años, y en la existencia de importantes industrias, fundamentalmente metalúrgicas, que siguen en activo, aunque con mucha menos rentabilidad que en sus orígenes. Su paisaje está formado por escombreras (una especie de montículos formados por los desechos procedentes de las antiguas minas), fábricas en ruinas y casas adosadas. Un paraíso para los amantes de la urbe pura y dura.

Mapa de Charleroi
Mapa de Charleroi

Seamos sinceros. Pasar por Charleroi no es un orgasmo para los sentidos, ni siquiera al aterrizar en su aeropuerto, que tampoco está en el mismo Charleroi. Ahora bien, cuando uno pasa un tiempo allí, aquello es otra cosa. Desde enero de 2017, el Quai 10 ha venido ampliando su oferta de ocio de manera espectacular: cines, salas de juego, bares, restaurantes... En un mismo espacio y sin movernos del sitio, podemos acceder a un sinfín de actividades culturales de primera magnitud, además de disfrutar de juegos de vídeo y cine, por poner un ejemplo. Por otro lado, el Museo BPS 22 ofrece exposiciones permanentes y temporales que demuestran que la ciudad apuesta por seguir muy de cerca los movimientos culturales más vanguardistas, y ello, sin hablar del famoso Museo de la Fotografía, del Spawn, el cybercafé 2.0 . La verdad es que en Charleroi se puede hacer de todo y encontrar de todo. Además, y esto es un dato muy a su favor, los carolos tienen una merecida buena reputación, ganada a pulso por su temperamento positivo y acogedor.

Estatua del Marsupilami
Estatua del Marsupilami

La cultura es el punto fuerte del País Negro, presente en el día a día de la ciudad y en permanente evolución. La amplísima oferta cultural que nos regalan los museos y salas de espectáculos locales hace que la ciudad haya conseguido a base de tesón, dinamizar la vida de sus habitantes, contagiados culturalmente con proyectos como el Rockerill, una vieja fábrica destartalada convertida en sala de conciertos y discoteca, o la famosa Charleroi danse, un importante centro coreográfico que ofrece formación y desarrollo de bailarines, tanto profesionales como amateur. Todas estas iniciativas, y muchas más, cuentan con el apoyo del ayuntamiento de la ciudad, instituciones locales y toda una nueva generación de habitantes que se caracteriza por sus ganas de hacer cosas, en cualquier terreno cultural y artístico, ya sea teatro, cine, deporte, música, arte contemporáneo, gaming. Además, el arte callejero, uno de los platos fuertes, está muy presente en Charleroi, que ha sido una de las primeras ciudades en apostar por su promoción y difusión por todo el país. Muchos de eventos de micro abierto de poesía urbana (slam, rap, poesía) y batallas improvosadas de danza se organizan cada año en el País Negro.

Plaza Central
Plaza Central

En esta aventura, he tenido la suerte de cruzarme en mi visita a Charleroi con Nicolas, y su extraordinaria capacidad de dar a conocer los encantos de la ciudad y sus alrededores desde un punto de vista diferente y desde luego, original, a través de una visita que él mismo denomina el Safari de lo Feo. Nicolas asume haber participado activamente en el lavado de cara y cambio de reputación del País Negro, lo que ha permitido, de alguna manera, "hacer que Charleroi entre a formar parte de algo muy especial". A nuestro guía particular, le encanta comparar la ciudad con un cachorro de perro pug: , "es tan feo, que al final, uno lo encuentra precioso", un buen ejemplo del sarcasmo que se respira allí, sobre todo, después de que alguien empezara a calificar a Charleroi como "la ciudad más deprimente del mundo".

Asimismo, he tenido la suerte de conocer y charlar con Kid Noize, un dj y compositor belga muy conocido de música electrónica que representa como nadie a la ciudad y a los carolos desde hace ya varios años. En su vídeo clip Elektropical, el artista aprovecha para responder a las críticas y prejuicios hacia su ciudad.

Cuánto cuesta

¿Cuánto cuesta?

Algunos de sus habitantes

Carmela
Carmela
Mike
Mike
Nico
Nico
Kid Noize
Kid Noize

Direcciones útiles

Oggi coffee, coffee shop a la última, Rue de Dampremy 76.

Chez ta mère, espacio bar-brocante, Place de la Digue 29.

Spawn bar Charleroi, bar de juegos, Avenue de l'Europe 58.

Rockerill, centro urbano dedicado a la cultura popular, social y alternativa, Rue de la Providence 136.

BPS 22, Museo de Arte de la Provincia de Hainaut, Boulevard Solvay, 22.

Palais des beaux-arts, Sala de espectáculos y Museo, Place du Manège 1.

Théâtre de l'Ancre, Teatro de creación contemporánea, Rue de Montigny 122.

L' Eden, Centro cultural, de expresión y creatividad, Boulevard Jacques Bertrand 1.

Cinéma Quai 10, sala de cine que reúne proyecciones, juegos de vídeo y espacio de bar en un mismo local, en un ambiente y decorado vanguardistas y contemporáneos, Quai Arthur Rimbaud, 10.

---

Este artículo forma parte del proyecto de Cafébabel, Meet My Hood, que tiene por objeto mostrar al mundo los barrios de las principales ciudades europeas.

Translated from Meet My Hood : Charleroi

loading...