Participate Translate Blank profile picture
Image for El fin de una era: ¿quién es Angela Merkel?

El fin de una era: ¿quién es Angela Merkel?

Published on

Translation by:

Cristina López

Societylatest

El domingo 26 de septiembre, Alemania se encontró en la mayor encrucijada política de su historia desde que Angela Merkel fuera nombrada canciller en 2005. Las elecciones para escoger a su sucesor en el cargo ya han comenzado oficialmente. «My Question to Angela Merkel» («Preguntas para Angela Merkel»), un podcast producido por CaféBabel y Bulle Media, habla de la carrera de Merkel desde sus primeras campañas hasta la actualidad. Escúchalo aquí y lee nuestro artículo para saber qué es lo que está en juego en Alemania.

Angela Merkel se prepara para salir de la escena política tras 16 años al timón de Alemania. Diversos personajes andan al acecho para reemplazar a la líder pausada, pragmática y plácida, a la que los alemanes apodan cariñosamente «Mutti» (madre). Uno de ellos, Olaf Scholz (SPD), es famoso por no tener carisma. Otro, Armin Laschet (CDU), es bien conocido por su aparente falta de empatía y, por último, Annalena Baerbock (Los Verdes) tiene reputación de tramposa.

Recordatorio: ¿Cómo funciona el sistema de votos en Alemania?

Alemania está formada por 16 estados federados y 83 millones de personas y en el sistema electoral alemán hay que seguir tres pasos antes de elegir a un nuevo canciller.

En primer lugar, los ciudadanos van a votar por las personas que quieren que los representen. Después, en la misma papeleta pero en una página diferente, eligen la lista con los respectivos candidatos de los partidos. Si la lista y el presidente de un partido obtienen una cantidad suficientemente grande de votos, entran en el Bundestag, el parlamento federal alemán. Aquí es donde se proponen, debaten y votan las leyes.

Curiosidad: el aforo del Bundestag es de más de 700 parlamentarios

Una vez se han escogido los presidentes y las listas, deben decidir entre ellos quién será el próximo canciller. Aquí es donde el proceso electoral alemán aborda la cuestión de la «honradez de los políticos».

A diferencia de Francia, donde los ciudadanos escogen directamente a su presidente para los próximos cinco años, en Alemania se prefiere dar a los ciudadanos la posibilidad de escoger a un grupo de políticos en los que se confía para que elijan al líder correcto del país. Es una gran responsabilidad, pues tal y como señala una ley que está en vigor desde 1949, los poderes del canciller consisten en «orientar al país a nivel político y asumir toda la responsabilidad».

Por eso es importante crear una lista fuerte que sea capaz de establecer una mayoría de coalición en el Bundestag. Hay que tener en cuenta que cuantos más compañeros de partido haya y cuanto mayor sea la lista o listas en las que uno aparezca, más probabilidades hay de convertirse en el próximo canciller.

¿Y ahora quién gobierna?

La competición para convertirse en canciller ha sido brutal este año. Ahora han salido a la palestra dos nuevos líderes, y esto está teniendo un impacto poco halagüeño si se quiere formar una coalición.

Armin Laschet, el sucesor de Angela Merkel como presidente de la CDU, bajó mucho en las encuestas después de que el mundo viera cómo se reía mientras visitaba a las víctimas de las terribles inundaciones de julio que acabaron con la vida de unas 190 personas. A pesar de todo esto, su partido ha rozado casi la victoria con un total de 196 votos.

El ganador oficial, Olaf Scholz, conocido por todos como Scholzomat (el robot), obtuvo 206 votos.

Scholz representa al partido de izquierdas SPD, que no lograba ganar unas elecciones desde principios del año 2000. Este resurgimiento en la escena política les permite llenar el hueco dejado por la alianza de la CDU/CSU que lideró el país durante 16 años con Angela Merkel a la cabeza. La última vez que el SPD estuvo en el poder fue a finales de los años 90, poco después de la caída del Muro de Berlín, cuando Helmut Kohl le pasó el testigo a regañadientes a Gerhard Schröder.

Un plan para que Scholz tomara el control del país y derrocara a la Unión Democrática Cristiana sería aliarse con la FDP (el Partido Democrático Libre, que no ha estado cerca del poder desde 1974) y con los Verdes. El partido de Annalena Baerbock no cumplió las expectativas y solo consiguió 118 escaños con un 14% de votos. Este resultado los convirtió en la tercera fuerza política del parlamento alemán.

¿A qué se enfrenta el nuevo presidente?

A una estrella. Angela Merkel consiguió una excelente reputación entre los políticos alemanes por ser inteligente, discreta y directa. Era divertida, fuerte y sigilosa. Además, mostró su valía internacional situándose entre los puestos más altos de los líderes de la Unión Europea. Su papel actual de negociadora poderosa al apoyar el plan de recuperación de la Covid-19 es más que suficiente para demostrar la autoridad que le otorgó a Alemania en Europa.

Se enfrentó a cada una de las batallas del siglo XXI, desde la crisis de Lehman Brothers hasta la cuestión de la energía nuclear. Conversó con todos los líderes políticos, tanto de Europa del Este como de Europa Occidental, y todos la querían, o al menos la respetaban. Aquí incluimos también a Viktor Orbán, con el que forjó una relación muy específica. Como nació en Alemania oriental, y también porque muchas fábricas de vehículos están situadas en Hungría, se hizo la sueca con algunos comportamientos antidemocráticos (como en 2015, cuando Viktor lanzó una campaña antiinmigración enviando millones de panfletos de 18 hojas a los ciudadanos húngaros para incitarles a votar en contra en el referéndum del Pacto sobre Migración y Asilo europeo).

Hacer una valoración de la trayectoria de Angela Merkel es una tarea ardua y laboriosa. Por ese motivo, en CaféBabel hemos decidido ayudar a nuestros lectores a valorar su legado y comprender mejor cómo consiguió llegar hasta ahí produciendo un podcast con Bulle Media, «My Question to Angela Merkel» («Preguntas para Angela Merkel»). Puedes escuchar cómo nuestra pseudoperiodista Emilia reconstruye la vida y la carrera de Angela Merkel. Emilia entrevista a «merkologists» como las ilustres Jacqueline Boysen, Joyce Mushaben, Florence Autret y Judy Dempsey y a conocidos políticos internacionales de la talla de Alexis Tsipras, Jean-Claude Juncker, François Hollande y Michèle Alliot-Marie (y todas las entrevistas son reales).

«My Question to Angela Merkel» («Preguntas para Angela Merkel») está disponible en inglés aquí.

Translated from The end of an era: who is Angela Merkel?