Participate Translate Blank profile picture
Image for Cafébabel apoya a Riace

Cafébabel apoya a Riace

Published on

Network

Este pequeño pueblo de Calabria se ha transformado en un símbolo para los migrantes que buscan refugio en Italia. Su alcalde, Domenico Lucano, ha recibido acusaciones denigrantes por parte de Matteo Salvini, vice primer ministro italiano conocido por sus declaraciones racistas, pero su gente no ha dudado en defenderlo. El 18 de noviembre, en París, Cafébabel y sus colaboradores (la feria « Des livres et l’alerte » y Crim’HALT) organizaron una proyección de la película Un paese di Calabria, que relata la historia de este milagro italiano.

La noticia se da a conocer el 2 de octubre y se difunde por toda Europa: Domenico Lucano es acusado de fomentar la inmigración ilegal y de abusar de su condición de alcalde para ayudar a inmigrantes clandestinos. Le prohiben abandonar el país. Matteo Salvini, ministro del Interior y líder de la Lega, partido de extrema derecha, logra su cometido: Lucano, blanco de sus acusaciones, va a tener que declarar. ¿Por qué? Porque "Mimmo", como lo llama su gente, es conocido por idear un sistema de acogida de inmigrantes que ha salvado a un pueblo condenado a desaparecer. Sin dudarlo, un grupo de personas ha organizado un movimiento de resistencia para defender a este alcalde, ya que los riesgos que ha tomado podrían exponerlo a sanciones legales.

En Un paese di Calabria Sue Aiello y Catherine Catella nos cuentan la historia de una aldea aislada, alejada de todo y abandonada por sus propios habitantes, que se han ido a buscar mejor fortuna al norte del país. El desembarco de exiliados kurdos en 1998 cambiaría la historia de este lugar. La ayuda brindada por sus habitantes se transformaría en una oportunidad única tanto para los migrantes como para el pueblo. Por aquel entonces, el casco histórico de la aldea seguía en pie de milagro, las casas corrían el riesgo de derrumbarse de un día para el otro e incluso la iglesia estaba en ruinas. El ayuntamiento convocó a voluntarios para evitar la desaparición del centro medieval y se estableció un sistema local de intercambio: quienes trabajaran en la restauración de la aldea recibirían alojamiento. Milagrosamente, 20 años después, Riace es uno de los pocos pueblos de Calabria cuya población está en aumento.

Indispensable

Durante la etapa más crucial de la crisis migratoria en la que miles de refugiados buscaban asilo al desembarcar en las costas italianas, Mimmo "Capatosta" (cabeza dura), como le gusta llamarlo a la periodista Tiziana Barillà, propuso la ayuda de su pueblo para descongestionar los grandes centros de acogida de inmigrantes. El mundo entero pudo entonces descubrir el particular destino de este pueblo, que acogiendo a los más necesitados ha encontrado una manera de reconstruir una utopía. Con este proyecto, ¡su alcalde se ubicó en el ranking mundial de las 50 personalidades más influyentes del 2016 según la revista Fortune! Porque Riace es más que un modelo. Allí, la agroecología funciona desde hace varios años y la fraternidad se ha convertido en sinónimo de aprendizaje colectivo. Un desenlace inesperado para los habitantes más ancianos, que jamás hubieran imaginado que un día les enseñarían su dialecto local a jóvenes ghaneses, sirios o nigerianos.

Para Cafébabel, revista participativa europea, la existencia de Riace no es una sorpresa. Hace ya varios años, nuestros redactores italianos nos lo habían anunciado. Pero ahora que la ultraderecha de Salvini arremete contra los más indefensos, era indispensable que organizáramos esta proyección. Una parte de los fondos recaudados fue donada al pueblo de Riace. Incluso tuvimos la oportunidad de debatir en presencia de la periodista Tiziana Barillà, autora de un libro que recoge una entrevista con Domenico Lucano.


Lee también: "El silencio de Europa tras el asesinato de un joven maliense en Italia"

Translated from Cafébabel soutient Riace