Participate Translate Blank profile picture
Image for La herencia de la revolucion del 15-M

La herencia de la revolucion del 15-M

Published on

Sevilla

Cada nuevo periodo electoral deja en evidencia el bipartidismo efectivo que existe en nuestro país a pesar de la eclosión de una multiplicidad de nuevos partidos efímeros. La revolución del 15-M significo un giro fundamental en la sociedad española sin conocer hasta la fecha consecuencia política inmediata. ¿ Es de esperar una metamorfosis en la vida política española ?

La pre­gun­ta que uno se hace vien­do la mul­ti­pli­ca­ción de aso­cia­cio­nes ciu­da­da­nas (más bien co­no­ci­das como ma­reas ciu­da­da­nas), de mar­chas por la dig­ni­dad, de pro­ce­sio­nes y pro­tes­tas en con­tra de la ley que res­trin­ge el de­re­cho al abor­to, o el pro­pio de­re­cho de reunión y de ma­ni­fes­ta­ción, es ¿ por­que no apa­re­ce un líder po­lí­ti­co que pueda lle­var­se la voz y el voto de estos ciu­da­da­nos he­ri­dos y des­qui­cia­dos a Bru­se­las y a la Mon­cloa ?

La res­pues­ta, lejos de ser sen­ci­lla, po­dría re­su­mir­se en la di­ver­si­dad de aque­llas reivin­di­ca­cio­nes de la Puer­ta del Sol en mayo del eterno año 2011.

Ese mes se vio la otra cara de la mo­ne­da, o mejor dicho lo que hay de­trás del es­pe­jo en el que se re­fle­ja­ron los ros­tros de Jo­sé-Luis Za­pa­te­ro, Jo­sé-Ma­ria Aznar, Fe­li­pe Gon­za­lez, Leo­pol­do Cal­vo-So­te­lo y Adol­fo Sua­rez: un sis­te­ma po­lí­ti­co ago­ta­do, os­cu­ro y de­ca­den­te. Mis opo­si­to­res res­pon­dían que este sis­te­ma du­ra­rá más que yo y la­men­to tener que dar­les toda la razón a pesar de mis an­he­los por ver mi país con­ver­tir­se en un ejem­plo de de­mo­cra­cia y trans­pa­ren­cia.

No se equi­vo­que, la in­ten­ción de este ar­tícu­lo no es de ser un pan­fle­to en con­tra de nues­tros pa­sa­dos pre­si­den­tes del go­bierno, quie­ro con­fiar en que “Dios re­co­no­ce­rá a los suyos”. Se trata más bien de pres­tar­le aten­ción a la ini­cia­ti­va ciu­da­da­na de los lla­ma­dos “in­dig­na­dos” y res­pe­tar sus in­quie­tu­des. Se pro­cu­ra de­nun­ciar un “status quo” po­lí­ti­co es­tan­ca­do en la bi­po­la­ri­za­ción desde casi 40 años.

Vol­va­mos a la Puer­ta del Sol, tes­ti­go del ma­les­tar de mis com­pa­trio­tas. Aquel mes de mayo 2011 se es­cu­cha­ron mu­chas pro­pues­tas ya sean po­lí­ti­cas, so­cia­les, me­dioam­bien­ta­les y eco­nó­mi­cas que más allá de ser de iz­quier­da o de de­re­cha, la gran ma­yo­ría pre­sen­ta­ban las vir­tu­des de ser ori­gi­na­les e in­no­va­do­ras.

Cómo ol­vi­dar­se de aque­llas reunio­nes ciu­da­da­nas en la puer­ta del sol vien­do nacer pro­po­si­cio­nes como “una vi­vien­da y un tra­ba­jo para todos”, la sus­ti­tu­ción de la aus­te­ri­dad por in­ver­sio­nes pu­bli­cas, el fo­men­to de la tran­si­ción ener­gé­ti­ca, el desa­rro­llo de ser­vi­cios pú­bli­cos, la lucha en con­tra del frau­de fis­cal, el ex­ter­mi­nio de la co­rrup­ción, el im­pul­so de la ta­sa­ción sobre la transac­cio­nes mo­ne­ta­rias (Tobin tax)... Re­cuer­do con or­gu­llo y algo de tris­te­za aque­llos días de su­ble­va­ción y mu­ta­ción so­cial, algo cam­bió en aquel en­ton­ces.

Pero a la hora de crear un par­ti­do po­lí­ti­co que lleve al fren­te di­chas as­pi­ra­cio­nes, no apa­re­ce un par­ti­do po­lí­ti­co sino una mul­ti­tud. De esta forma se le hace la cama a los par­ti­dos po­lí­ti­cos tra­di­cio­na­les res­pe­tan­do a la letra el fa­mo­so re­frán de Julio Cesar “di­vi­de et im­pe­ra” (di­vi­de y do­mi­na).

Ideo­lo­gi­ca­men­te, que nadie se en­ga­ñe, todos sa­be­mos que son va­rias las fuen­tes po­lí­ti­cas que inun­da­ron la Puer­ta del Sol, el Are­nal de Bil­bao, la gran vía de Colon en Gra­na­da, la plaza de la Fuen­te do­ra­da de Va­lla­do­lid, la plaza de Ca­ta­lu­ña de Bar­ce­lo­na, la plaza del Pilar de Za­ra­go­za... Y ob­via­men­te poner de acuer­do a toda esta gente es casi im­po­si­ble, es pre­ci­sa­men­te de esto que aun viven y comen el PP y el PSOE hoy en día, de nues­tra in­ca­pa­ci­dad de re­unir fuer­zas para im­po­ner el adiós de nues­tro pa­sa­do po­lí­ti­co, la­men­ta­ble­men­te muy pre­sen­te, y pro­yec­tar­se en un fu­tu­ro de “de­mo­cra­cia real” – cuyo lema, común à todos los in­dig­na­dos, debe ser el punto de in­fle­xión del ve­ni­de­ro cam­bio po­lí­ti­co es­pa­ñol.

La in­de­ci­sión sera el se­pul­cro de la re­vo­lu­ción ciu­da­da­na, de que­rer exis­tir po­lí­ti­ca­men­te ha­bría que acor­dar­se en lis­tas y can­di­da­tu­ras co­mu­nes y poner al ser­vi­cio del re­na­ci­mien­to po­lí­ti­co es­pa­ñol, las dis­tin­tas co­rrien­tes de los “think tank” (tan­ques de pen­sa­mien­tos en es­pa­ñol) que vie­ron la luz en la ini­cia­ti­va ciu­da­da­na de mayo de 2011. In­vi­to, Iz­quier­da Unida, Po­de­mos, Par­ti­do X, Ciu­da­da­nos (C's), los Ver­des, EQUO y todos los par­ti­dos po­lí­ti­cos que se re­co­no­cen en la he­ren­cia de la re­vo­lu­ción ciu­da­da­na del 15-M a re­unir­se y tra­ba­jar mano a mano, como sím­bo­lo de un país unido en la di­ver­si­dad, tal y como lo hi­cie­ron mi­llo­nes de ciu­da­da­nos en su día mar­chan­do por la dig­ni­dad.

loading...