Participate Translate Blank profile picture
Image for ¿Fast food? En Roma, mejor a fuego lento

¿Fast food? En Roma, mejor a fuego lento

Published on

Sociedad

El fotógrafo de origen griego-alemán Nikolas Konstantin ha recorrido las granjas, restaurantes y mercados de la capital italiana para saborear de primera mano la cultura y la tradición más auténtica.

'Terroni' contra 'polentoni'

Geográficamente, Italia está dividida en dos mundos: los terroni, procedentes del sur y los polentoni, del norte del país. 

 Foto: ©Nikolas Konstantin

'Terroni' contra 'polentoni'

Los terroni son famosos por el sabor natural de sus frutas y verduras cultivadas bajo el sol, mientras que la cocina de los habitantes del norte gusta a la gente, entre otras cosas, por la variedad de sus salsas. Roma es el crisol de estos dos mundos, el lugar en el que las salsas de carne se combinan con los sencillos sabores del sur para crear una gastronomía propia y exclusiva.

Foto: ©Nikolas Konstantin

Sencillez, sabor, calidad

Estos son los tres principios clave de la cocina italiana. Tal y como Leonardo da Vinci dijo en una ocasión, “la sencillez es la mayor sofisticación”.

Foto: ©Nikolas Konstantin

'Slow food'

Desde que en 1986 se resistiesen a la a apertura de un restaurante McDonald’s cerca de la escalinata de la Plaza de España en Roma, el movimiento Slow Food sigue ejerciendo una cierta influencia sobre la ciudad. Además de ferias alimentarias, esta ONG respalda la iniciativa 0 Kilometri, según la cual sólo se pueden consumir alimentos que se encuentren en un radio de 100 kilómetros. En los mercados 'kilómetro 0', que se celebran semanalmente, se pueden encontrar numerosas especialidades que han sido plantadas, recolectadas y preparadas en la región de Lazio.

Foto: ©Nikolas Konstantin

Huertos urbanos

Annamaria Baiocco y sus colegas de la Fundación Circolo Legambiente Garbatella decidieron seguir en la zona después de quedarse sin trabajo durante la crisis económica. Tanto ella como los 22 miembros de su equipo dedican su tiempo a cultivar verduras y condimentos. Su huerto se encuentra a 5 kilómetros del centro de la ciudad. Sonríe y afirma con orgullo: “Nadie se creería que la calidad y el sabor de nuestros productos proceden de una ciudad como Roma”.

Foto: ©Nikolas Konstantin

¿De dónde viene lo que comemos?

Mientras que los jóvenes prefieren ir al supermercado, la mayoría de italianos siguen prefiriendo comprar en los mercados. Conocer a la persona que vende verduras y poder hablar con ella sobre las dificultades y las cualidades de la cosecha tiene sus ventajas. Al pasearme por el mercado he podido hablar con la gente mayor, madres jóvenes y comerciantes que me convencen de que su cosecha es la “mejor de Italia”.

Foto: ©Nikolas Konstantin

El tiempo es oro

Mientras que en el resto de Europa los establecimientos de comida rápida representan el 20% de restaurantes, en Italia esta cifra se mantiene en un moderado 5%. El secreto de la salsa de la abuela está en horas y horas de remover a fuego lento.

Foto: ©Nikolas Konstantin

El 'Dolce far niente': típico, pero cierto

La frase italiana 'dolce far niente' hace referencia a lo bonita que es la ociosidad. Para la mayoría de italianos, hay pocas cosas en esta vida que sean más placenteras y más civilizadas que disfrutar de la vida compartiendo una mesa llena de comida con nuestros amigos.

Foto: ©Nikolas Konstantin

Translated from Local products in Rome: green is old news

loading...