Participate Translate Blank profile picture
Image for Informar sobre el cambio climático: el medioambiente en los medios portugueses

Informar sobre el cambio climático: el medioambiente en los medios portugueses

Published on

Translation by:

Default profile picture Anonymous

Editors PickImpact

Los científicos son claros respecto a la emergencia a la que nos enfrentamos. El informe del Grupo Internacional de Expertos sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas advierte que nos quedan 11 años para detener una catástrofe medioambiental. Como fuente inmediata de información en la sociedad, ¿cuál es el papel del periodismo a la hora de informar sobre ciencia, modificar la opinión pública e influir en las políticas?

Portugal y el cambio climático

Los portugueses son los europeos que más preocupados están por el cambio climático y la transición energética, pero incluso ellos no están muy bien informados. Es la conclusión de un reciente informe de European Social Survey (https://www.europeansocialsurvey.org/about/news/essnews0055.html). Los científicos intentan usar los medios para informar sobre las verdaderas consecuencias del cambio climático mediante mensajes concisos y tangibles sobre cómo se puede combatir la degradación del medio ambiente, la mala gestión y la ignorancia tanto a nivel local como mundial.

Según el físico Filipe Duarte Santos, presidente del Consejo Nacional del Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible (CNADS), la situación geográfica de Portugal hace al país especialmente vulnerable al calentamiento global. El físico explica que el clima seco y cálido del sur de Europa implica más posibilidades de nuevas olas de calor, lo que provocará un aumento de sequías y fuegos incontrolados. Asimismo, debido a que está parcialmente rodeado por el mar, Portugal también está expuesto a las consecuencias generadas por el aumento del nivel del mar.

A la hora de informar sobre el cambio climático, el Santos reconoce que usar frases como "la temperatura ha aumentado en 1ºC" suponen una idea demasiado abstracta para que la gente lo entienda, especialmente porque la estadística se refiere a la superficie terrestre en su totalidad.

Francisco Ferreira, presidente de la ONG medioambiental Zero, explica cómo se pueden comunicar de forma eficiente las consecuencias del cambio climático. "Veo que mis estudiantes se impresionan mucho más cuando les digo que, debido a la contaminación producida por el tráfico, la esperanza de vida en la Avenida da Liberdade [en el centro de Lisboa] se ha reducido en seis meses. O que 3.200 niños mueren del asma provocada por la contaminación del aire".

Los periodistas son el puente entre la ciencia y el público

La socióloga y periodista Luísa Schmidt considera que el papel de los periodistas es el de transmitir la ciencia a un público más amplio. "Es extremadamente importante que los periodistas faciliten esta conexión, puesto que los ciudadanos presionarán entonces al Gobierno para que haga frente a estos problemas una vez que entiendan lo que hay en juego".

"La contaminación de los ríos y la calidad del agua es un ejemplo", añade Schmidt. "Junto con el periódico Expresso [una popular publicación semanal], analizamos la calidad del agua en todo el país para un reportaje periodístico. Fue un caos. El reportaje captó la atención del Gobierno y empezaron a llevar a cabo un análisis adecuado del agua. En 2005 todo el mundo tenía agua de calidad en sus grifos".

Periodistas, no activistas

Carla Castelo, periodista del SIC, una de las principales cadenas privadas de televisión, cree que los periodistas no deberían ser activistas y que no tienen la obligación de sensibilizar o educar a la gente en materia de medioambiente. "Su papel es más bien abordar el tema de una forma rigurosa que transmita su debida importancia". Básicamente, "si la gente está bien informada sobre lo que hay en juego, podrá tomar mejores decisiones".

Luís Ribeiro, de la revista Visão, entiende que el papel de un periodista medioambiental es el mismo que el de cualquier otro periodista: informar de la verdad mediante hechos. Sin embargo, apunta, los periodistas deben ser precavidos para no seguir a ciegas lo que los activistas intentan pasarles, porque ellos también tienen una agenda. "Los activistas no siempre explican toda la verdad, sino la verdad que les va bien para su agenda. A menudo, esta versión es en beneficio de la humanidad en general, pero no siempre. Nuestro papel como periodistas es distinto. Nosotros no decidimos lo que debería o no decirse. Lo único que podemos hacer es presentar los hechos".

El medioambiente es un problema trasversal

"Después de la crisis económica de 2010, los problemas sociales y económicos ganaron prioridad frente al medioambiente", explica Schmidt. La idea de que la sostenibilidad económica va en contra del crecimiento económico y del empleo todavía se oye en voz alta. "Todavía existe esta idea del pasado de que, por un lado, es algo que va en contra del empleo y de las empresas y, por otro lado, es algo que solo preocupa a los activistas, como si no nos afectara a todos nosotros de forma directa", explica Castelo. "Sin embargo, el medioambiente y el uso de recursos están conectados directamente a la economía, la política... ¡a todo!"

Castelo explica lo difícil que fue vender la importancia de una noticia sobre la construcción de una presa en el último río salvaje de Europa. Le llevó más de un año convender a sus editores. "Hoy día está claro que esas decisiones se toman con intereses privados en mente, pero, en aquel entonces, parecía que las decisiones que tomaba el Gobierno eran las mejores. Por eso los editores de la redacción pensaron: 'esto es bueno para el desarrollo del país y para crear trabajo, ¿por qué tendríamos que escuchar a unos cuantos ecologistas?'"

Las huelgas en las noticias

La activista de 17 años Beatriz Barroso, que participó en llevar el movimiento de Greta Thunberg a Portugal, está satisfecha de cómo se cubrieron las noticias durante la primera huelga estudiantil del 15 de marzo, en especial en el periódico Público y en el canal de televisión TVI. Sin embargo, Barroso cree que aún no es suficiente y que la gente prefiere hablar de fútbol en las noticias.

Sin embargo, la cobertura de las huelgas por el clima no es ciencia basada en el periodismo sobre medioambiente. Sofia Oliveira, una activista de 20 años, parte del movimiento Extinction Rebellion en Portugal, afirma: "La cobertura mediática que recibimos es de artículos periodísticos de entre un minuto y medio y dos minutos, donde siempre nos preguntan por qué estamos aquí y qué clase de medidas queremos que adopte el gobierno. Sin embargo, no hay un seguimiento con información basada en hechos y científica que pueda probar realmente lo que decimos".

"Estamos muy descontentos con la cobertura mediática que recibe en Portugal la emergencia climática. Nos colamos con Extinction Rebellion en un programa en directo de un canal de televisión para mostrar esto", añade Oliveira.

Cobertura actual de asuntos medioambientales en Portugal

Hoy día, no existen en Portugal periodistas medioambientales que se dediquen exclusivamente a este tema. Carla Castelo es la única periodista de la cadena SIC que informa sobre el medioambiente de forma regular. "En términos de periodistas que cubramos este área, hay muy pocos", explica Castelo. El canal público portugués RTP no tiene ningún periodista particularmente responsable del medioambiente, ni tampoco lo tiene el que sigue siendo el principal canal privado, TVI.

"En lo referente a la investigación del impacto medioambiental, el tratamiento de aguas residuales, la pérdida de biodiversidad o el cambio climático, requiere algo de estudio para entender aquello de lo que uno habla. La falta de periodistas especializados se refleja en lo que se muestra en los medios", explica Castelo.

Luís Ribeiro apunta además que los periodistas menos especializados disminuyen la presión en las salas de redacción para avanzar ciertos temas. Afirma que "desde que las redes de medios tienen menos medios económicos, se priorizan otros temas. El medioambiente no es un tema popular, como lo es el crimen. Hay que ser persuasivo para vender".

Picture credits: Matilde Coelho de Silva

Translated from Communicating Climate Change: The Environment in the Portuguese Media