Participate Translate Blank profile picture
Image for El  ciberdisidente tunecino -Z- : “No hemos hecho la revolución para esto”

El ciberdisidente tunecino -Z- : “No hemos hecho la revolución para esto”

Published on

Story by

Katha Kloss

Translation by:

Cristina Cartes

CulturaSociedad

El bloguero -Z-, famoso por sus “feroces dibujos” (Pierre Haski) a lo largo de la Primavera Árabe, debe el haber acabado en el mundo de la caricatura al azar. Sin embargo, parece imposible cerrar los ojos ante una dictadura tunecina insostenible y contribuir a su universo crítico a distancia. Hoy, más de un año después de la inmolación de un joven tunecino que prendió la llama de un movimiento democrático inesperado en el mundo árabe, -Z- vuelve a la historia de su país.

Del urbanismo a la política

Dibujo desde la infancia. Pero comencé con la caricatura en 2007, en París. Hacía urbanismo en la época en la que se debían hacer grandes proyectos en Túnez. Después me vino la idea de la metáfora de los flamencos rosas que solía dibujar para ilustrar mis planos. Simbolizan al ciudadano oprimido completamente excluido del debate. Mi blog se llama DebaTunisie por eso. Después cuanto más pensaba sobre esta cuestión, más me preguntaba por qué la gente se quedaba fuera de la política.

(Foto ©Davide Weber)

El Zorro de Túnez

"-Z-" no es casualidad. Cuando hacía urbanismo estaba lejos de pensar en ser un zorro de Túnez. Había que rellenar un formulario, podía haber metido X o Y. Y la primera caricatura recorrió un poco toda la Web, representando los flamencos rosas que se manifiestan.

(Foto ©Davide Weber)

El simbolismo de la Z

No había caricaturistas en Túnez, me aproveché de ese vacío. Todos los diseños que hacían circulaban rápidamente por la web. Todos los días hacía una caricatura. Al lado de los flamencos rosas, hay una montaña con dos cuernos, lo podéis ver en todos mis diseños. Es una montaña que domina Tunis, el alma de la ciudad. En cuanto al resto, los malvas son miembros del partido, es el color del régimen. Después están los Ben Simpsons, burgueses bling-bling, que saqueaban las riquezas del país, que expatriaban a la gente.

(Ilustración/Foto ©-Z-/ Davide Weber)

Censura

Mi blog está censurado desde 2008. En Túnez, sólo podíamos acceder utilizando un proxy. Incluso en la época de la censura, mis imágenes circulaban en Facebook. En mis diseños, "404" simboliza la censura. Wikileaks formó un crisol –en internet se propagaban los cables de la embajada alemana- en el que pudimos ir preparando el terreno. La noche que Ben Ali liberó internet, los Ben Simpsons decidieron de ir delante del Ministerio del Interior para gritar "Ben Ali libera". Cuando Mohamed Bouazizi se inmoló, todo el mundo estaba ya preparado.

(Ilustración/Foto ©-Z-/ Davide Weber)

(Ciber)disidente

No soy un exiliado político, es falso; ciberdisidente, vale, lo asumo. Me fui de Túnez por mis estudios, de la misma manera que los tunecinos se van a Francia. No era contra Ben Ali. Pero como yo ya estaba censurado cuando tenía un blog simplemente de urbanismo, me dije: "aquí pasa algo". Declaré la guerra al régimen, la caricatura era un medio para hacerla porque sabía dibujar. Si supiera cantar, hubiera cantado.

(Foto ©Davide Weber)

El miedo

Tuve de verdad miedo, por primera vez, cuando detuvieron a la bloguera tunecina Fatma. En internet, eso provocó mucho ruido con el "I am Fatma" (noviembre 2009). Como ella no era anónima –era un poco kamikaze- fueron a su casa para convocarla. Después, ella me dijo: "si en dos días no doy señal, lanza la operación". Acusaron a Fatma de ser Z, así que tuve que publicar ese dibujo. Y la soltaron.

(Ilustración ©-Z-/DebaTunisie)

Ennahda y después de las elecciones

Cuestionarse la legitimidad de las elecciones no es sano. No tengo ganas de diabolizar a los islamistas porque eso querría decir que Ben Ali tenía razón. No les reprochamos nada, son solo personas que utilizan la religión para comprar la voz de los más débiles. Utilizan a su manera todos los eslóganes de la revolución. Los islamistas de Ennahda afirmaron que tocarían las leyes religiosas. Son los grupos que están a su alrededor –como los salafistas, por ejemplo- los que representan un peligro. Creo en la democracia. Tengo ganas de que los islamistas permanezcan en el poder pero quede también podamos reirnos de Dios con ellos.

(Foto ©Davide Weber)

El Islamismo en los medios occidentales

El tratamiento mediático occidental de la cuestión tunecina es una gran mierda. El verdadero problema no son islamistas. Si queremos hablar de eso de manera seria, hay que hablar del paro y de la distribución de las riquezas. Cada vez que nos llevan al terreno islamista nos estamos distrayendo. Desgraciadamente, en mis caricaturas solo nos quedamos con eso, ¡pero no es el único tema que trato! Digamos que eso es lo que da más clics. La religión es solo una consecuencia de las injusticias globales y de la globalización. El capitalismo ha creado generaciones completamente abandonadas donde la Religión solo es una simple respuesta a su angustia. Occidente tiene interés en que esta parte del mundo esté bajo control. Entonces es mejor justificar la dictadura y un sistema arcaico que prospera en nombre de la amenaza islamista que de subrayar que hay un problema de pobreza.

(Conferencia sobre la Primavera Árabe en el Teatro Tarmac/ París; Foto ©Davide Weber)

Todavía hoy me siguen amenazando de muerte. Porque ahora he empezado a atacar a los islamistas. Una nueva dictadura se está instalando. Hay, por ejemplo, 140 abogados tunecinos que no tienen nada mejor que hacer que denunciar al director de la cadena que ha emitido Persépolis. Todo comienza así. Estoy trabajando en un neologismo: Zaballah. A Ben Ali le llaman Zaba (acrónimo de Zine El Abidine Ben Ali) y yo añado Allah. Lo asumo completamente porque creo que hay que empezar a destimificar a Dios. Están naciendo movimientos muy peligrosos. Y no se ha hecho la revolución para eso.

(Foto ©Davide Weber)

El libro

El libro de -Z-: Révolution ! Des années mauves à la fuite de Carthage (¡Revolución! Los años malvas a la fuga de Cartago).

(Foto ©Davide Weber)

Translated from Le cyber tunisien -Z- : « On n’a pas fait la révolution pour ça »