Participate Translate Blank profile picture
Image for Basura, crisis e ingenio: ¡Jacinto hace negocio con los contenedores!

Basura, crisis e ingenio: ¡Jacinto hace negocio con los contenedores!

Published on

Story by

Chiara Dazi

Translation by:

Pablo Fraile

SociedadPolítica

Todo comenzó una mañana cualquiera en el bar; el paro no le dejaba más salida que entregarse a la vida ociosa. Los habitantes del centro histórico de la ciudad se quejaban porque la Ley Regional de Patrimonio Histórico imponía nuevos contenedores de basura: había que mantenerlos en la calle de noche y en casa durante el día. ¿Quién se ocuparía de ello? Eso es lo que debió pensar Jacinto, que improvisó un negocio y ahora despierta envidias por su éxito. La fotógrafa italiana Chiara Dazi ha retratado su trabajo.

Esta galería fotográfica forma parte del proyecto Green Europe on the ground 2010-2011, una serie de reportajes realizados por cafebabel.com sobre el desarrollo sostenible. Para saber más, haz click en Greeen Europe on the ground.

¡Cubos fuera de las ocho a las once!

Mientras en la plaza, a la sombra de los naranjos y disfrutando del olor a azahar, muchos sevillanos disfrutan de sus tapas preferidas, Jacinto ya casi ha acabado su ronda nocturna para sacar los cubos a la calle. Después, los caminones municipales harán su trabajo entre las once y las seis de la mañana.

Foto: © Chiara Dazi

 Santa Cruz

Jacinto trabaja en pleno centro histórico de la ciudad. Tiene clientes en el antiguo barrio judío, Santa Cruz, lleno de reliquias por todas partes y símbolo de la tradición hispalense. La Sevilla más cofrade sale a la luz estos días: hay mucha actividad en la Hermandad y se puede ver corrillos de personas charlando a las puertas de las iglesias. Ya falta poco para la Semana Santa.

Foto: © Chiara Dazi

Y al séptimo día... siguió trabajando.

Para la industria de los residuos, no hay vacaciones que valgan. Mucho menos para Jacinto, que se levanta a las cinco de lunes a domingo para comenzar a las seis su trabajo en las calles. Esa es solo su ronda nocturna: de noche, trabaja de ocho a once. Eso sí, hay una pausa que no perdona: a las nueve, en la barra del bar de su barrio, toma el primer café de la mañana con su cuñado o con algún conocido que se encuentre por la calle.

Foto: © Chiara Dazi

¡Una cervecita, por favor!

Algo más tarde del mediodía, llega la hora de la cervecita con los amigos. Un aperitivo para pasar el tiempo en compañía: en la foto, Jacinto con uno de sus amigos y compañero de aventuras taurinas (su amigo ‘banderilla’, al que conoció cuando Jacinto trabajaba con toreros).

Foto: © Chiara Dazi

¿Salto de calidad?

 Jacinto ya planea ampliar su negocio y ofrecer nuevos servicios puerta a puerta. Pretende poner a disposición de los vecinos contenedores para reciclar papel y vidrio, que recogería gratuitamente para vender después los materiales a empresas de reciclaje. De hecho, la empresa municipal de recogida de basuras no se ocupa del reciclaje.

Foto: © Chiara Dazi

Sevilla está ahora más limpia

Uno de los problemas principales es la sensibilidad ecológica de la población. Jacinto cree que, especialmente, hay que actuar con los más jóvenes. Para ello, la empresa municipal de basura organiza visitas guiadas al centro de recolección diferenciada de basuras y cursos de educación ecológica.

Foto: © Chiara Dazi

Clientela

El trajín de compras del centro continúa más allá de las ocho de la tarde. Jacinto comienza entonces su ronda diaria, en la que se encuentra con más de un cliente ‘particular’ al que tiene que recoger cada noche las bolsas de basura.

Foto: © Chiara Dazi

Ingenio al cubo

Jacinto se divierte inventando siempre nuevas ideas publicitarias. Lo último, lapiceros con el logo de la empresa, diseñado por su hermano: tres contenedores de tres colores y el nombre ‘Sevilla al cubo’, recordando la operación matemática.

Foto: © Chiara Dazi

Memoria

Una vez que las comunidades de vecinos acuerdan contratan los servicios de Jacinto, los administradores le confían las llaves de los edificios. Un buen juego de llaves que lleva en el bolsillo de su chaleco y que, por suerte, conoce de memoria. En la imagen, en un céntrico inmueble de la ciudad.

Foto: © Chiara Dazi

Un buen negocio

50 euros al mes por un contenedor y 70 si son dos. Por pocos céntimos al día por cada vivienda, los vecinos se liberan de la pesada carga de hacerlo ellos mismos.

Foto: © Chiara Dazi

San Lorenzo

En una pequeña calle del barrio de San Lorenzo, en pleno centro histórico, Jacinto vive con su madre. Lo hacen en una casa llena de vida gracias a las carreras y los juegos de los nietos. En la foto: Jacinto entra para cenar sobre las diez y media, después de su vuelta en bici de cada día.

Foto: © Chiara Dazi

Sevilla y los santos

Preparativos nocturnos de la Semana Santa: los costaleros ensayan por las callejuelas del centro cargando la pesada imagen.

Foto: © Chiara Dazi

Sevilla y los toros

No solo la religión es uno de los pilares de la sociedad tradicional sevillana: también los toros. Jacinto es un apasionado de la corridas.

Foto: © Chiara Dazi

Sevilla y el futuro

El recorrido por el centro pasa cerca de la nueva atracción arquitectónica de la ciudad en la Plaza de la Encarnación, las polémicas ‘setas’. El día comienza a aclarar y Jacinto acaba su ronda matutina. Otra tostada en el bar y a volver a empezar.

Foto: © Chiara Dazi

Translated from Siviglia al cubo: Jacinto fa affari coi bidoni!

loading...